MÁRTIR

martir

En 1948, ingresa a las filas de la Primera Compañía, un joven de 19 años, alegre, jovial y con el único deseo de servir a la comunidad y compartir con sus amigos y vecinos.

Su nombre: Oscar Encalada Yovanovic.

El destino siempre nos depara sorpresas, algunas agradables y otras no tanto, en esta ocasión el destino quiso comprobar si la entrega bomberil es tan cierta como siempre la proclaman. El 04 de abril de 1950 fue la fecha que marco la vida en forma eterna de los voluntario de la Primera.

En la intersección de las calles Manuel Fischimann y Gran Avenida José Miguel Carrera, dos trabajadores cayeron a un pozo séptico. Llego hasta ese lugar el carro de la época y junto con el, el voluntario Encalada, que sin dudar ni un segundo bajo al rescate de los accidentados. Logro rescatar a uno de ellos, pero en el segundo salvamento, su cuerpo, ya había inhalado demasiados gases tóxicos, no resistió tal esfuerzo. Fue trasladado de urgencia al Hospital Ramón Barros Luco y posterior a la Clínica Santa María, en donde falleciera al día siguiente, demostrándole al destino que la entrega del bombero es total y fiel a nuestro juramento de dar la vida si fuese necesario.

Cada año las 11 Compañías de nuestra institución, visitan el lugar del descanso eterno de nuestro mártir, renovando así voto silencioso que cada Bomberos Voluntario a jurado defender.

funeoscar

Agregar un comentario